Si Dios nos ama, ¿por qué nos hace sufrir?

Esta es una pregunta muy lógica y natural que cualquier creyente puede hacerse. O alguna de sus variantes, como “¿por qué Dios permite [cosa mala] en el mundo?” La respuesta a esta pregunta reside en la comprensión de la diferencia entre Dios y el humano. Sigue leyendo “Si Dios nos ama, ¿por qué nos hace sufrir?”

Anuncios

2 hábitos alimenticios que funcionan mejor que cualquier dieta

Hay muchas causas y razones para el sobrepeso y la obesidad. A veces son físicas, pero principalmente son mentales/emocionales. Y es que la mente tiene un enorme poder subconsciente sobre el cuerpo. El mismo poder capaz de hacer que el cuerpo se cure cuando le administran un placebo, y se enferme cuando se sugestiona con un agente tóxico inexistente.

Pero hoy no vamos a explorar la relación entre metabolismo y mente. Vamos a explorar algo mucho más simple, que es una de las causas del sobrepeso y está determinada por la mente: comer de más. Sigue leyendo “2 hábitos alimenticios que funcionan mejor que cualquier dieta”

Lo idiota de la procrastinación

Hoy mientras secaba con un trapo los litros de agua que yacían bajo las goteras de mi casa, sentí muy en el alma lo idiota de la procrastinación. Y esta declaración es muy fácil de probar.

En el mundo de los negocios, cuando una empresa da más pérdida que ganancia, no sirve. Cuando sólo da pérdida, es una ridiculez. Este es el caso de la procrastinación.

Lo que sea que estemos evitando hacer, resulta ser inevitable. Por lo tanto, lo único que podemos hacer, es retrasarlo. En el caso de las goteras, puedo esperar varios años antes de arreglarlas, pero eventualmente, o las arreglo, o se cae el techo abajo. Por ende, ¿qué gané con posponerlo? Nada. ¿Qué perdí? Horas y horas secando pisos, cuando no algo que quedó en el camino del agua. Perdí y perderé tiempo y dinero pintando y arreglando las paredes y techos. Perdí el no tener un lugar cómodo y lindo durante mucho tiempo.

Y no gané nada, porque ahora o en el futuro, finalmente habrá que hacerlo.

Lo mismo sucederá con la muela que tengo infectada desde hace ya quién sabe cuántos años. Lo único que habré ganado serán dolores, molestias y peligro para mi salud.

Por eso, no seamos idiotas. Seamos inteligentes. Cuando hay que hacer algo que no se puede eludir, y cuando solo lo podemos hacer nosotros, pensemos que cada día que pasa, es un día más perdido antes del día en que finalmente lo hagamos.

La Alegoría de la Señora del Té

Hoy, pensando en el tema del dinero y la espiritualidad, se me ocurrió la siguiente alegoría:

Imaginate que estás sentado a una mesa, rodeado de comensales, cada uno con su taza de té. Mientras otros toman su té, vos mirás tu taza con ansias: te encantaría tomar otro sorbo, pero queda poco té. Entonces, por miedo a no llegar a fin de mes, no tomás. El té tiene que durar, idealmente, hasta el día que mueras. Claro que, a todo esto, sos completamente ajeno a la Señora del Té. Sigue leyendo “La Alegoría de la Señora del Té”

Dejé de correr

Hoy dejé de correr. Mientras hacía yoga, tirado en el piso, escuchando música hermosa, noté algo distinto. Estaba disfrutando el momento. No pensaba ni el el antes, ni en el después. No tenía ningún apuro. No estaba aburrido o incómodo. Solo estaba. Relajado, flotando entre mis pensamientos. Y ahí me di cuenta: ¡dejé de correr! Una enorme alegría me envolvió. Sí, finalmente lo logré. Finalmente dejé de vivir con miedo de enfrentar el presente, rechazando el sentir lo que es, refugiándome en mi mente. Sigue leyendo “Dejé de correr”

Money According to my Future Self

Today after watching this I decided to have a quick chat with my future self. I’m always intrinsically intuitive so it didn’t take me much effort to visualize an old man with short white hair and golden small lenses, dressed in a suit.

I asked him about money. Oh, money, you hold so much power over us, mere mortals.

He eagerly explained to me how this is a very simple matter… Sigue leyendo “Money According to my Future Self”